En los últimos años las amenazas de construcciones municipales en espacios naturales singulares de nuestro territorio han producido una respuesta ciudadana en defensa del entorno natural: oposición a la construcción de un campo de golf (2010) y también a la construcción un cementerio-tanatorio-crematorio ubicado en Valdeloshielos (2014), y más recientemente la creación de la Plataforma en Defensa del Parque del Este, que defiende la conservación de esta zona especial frente a la construcción de un campo de golf municipal.

Diversas asociaciones de esta plataforma defienden que para la conservación y recuperación de los últimos espacios naturales de Tres Cantos es preciso considerarlas como un conjunto integrado, como un cinturón natural entorno al casco urbano conformado por el Parque de los Alcornoques, el Parque del Este, los bosques de galería sobre el arroyo de Valdecarrizo-Bodonal y del Moralejo en el Tagarral y del arroyo Tejada en Valdeloshielos, completando el cinturón los espacios protegidos de el Monte de El Pardo y el Soto de Viñuelas.

La falta de interés del gobierno municipal sobre la conservación y vigilancia de estos espacios, a pesar de su responsabilidad legal, en las últimas décadas ha llevado como consecuencia a la degradación de estas zonas en las proximidades de las zonas urbanizadas más próximas: vertidos ilegales de residuos y escombros, suciedad dispersa en torno a las vías de acceso, degradación de habitats de interés comunitario,…

Frente a esta ineficacia municipal, involuntaria o premeditada lo mismo da, estas asociaciones se vuelcan en sus únicos medios de acción: la sensibilización y educación medioambiental de la sociedad, campañas de repoblación y recogida de residuos dirigidas a la puesta en valor del territorio por los mismos vecinos.

Recuperando estas últimas, mañana Domingo 22 de abril iniciamos una serie de recogidas de residuos en el entorno de Tres Cantos, organizadas por ARBA Tres Cantos. El objetivo es concienciar tanto a la ciudadanía como a las autoridades sobre la importancia de cuidar nuestro entorno y defenderlo de las constantes agresiones que sufre a través de los vertidos de basuras. Nuestro campo se merece estar limpio y bien conservado.

Aunque llevarán guantes, recomiendan llevar guantes personales si es posible.