Publicada originalmente en la web de la ILP Vivienda Madrid

Pronto habrá mesas en Tres Cantos

Son las 11 de la  mañana, y entre la habitual concurrencia de la plaza madrileña comenzamos a ver un color predominante: el verde. Como pequeñas hormigas en aparente caos, antes de que nadie se haya interesado mucho por ellas, han montado unas mesas, han colgado un par de pancartas, y ya se escucha una voz a través del megáfono:

Buenos días, Madrid. Venimos a escribir la historia. Hoy comenzamos un camino de 50.000 pasos que nos llevan hasta la vivienda digna para todas y todos.

Una vez más ya estamos todos: la policía nos pide la comunicación del evento a la Delegación del Gobierno. Hoy sólo sonrisas y amabilidad: no hay un desahucio, es un acto comunicado legalmente, no venimos a evitar que un banco vacíe una casa… Ya estamos todos y todas, SI, y a las 12 en punto Angustias, una luchadora singular por su edad y por su tesón y ejemplo, pone su firma en nuestra Iniciativa Legislativa Popular, la primera de las 50.000 firmas que van a dar a la Comunidad de Madrid una LEY URGENTE DEL DERECHO A LA VIVIENDA.

Desde ese momento, y hasta las 14 horas, todas esas hormiguitas verdes, incansables, bajo los 50.000 grados PAH de temperatura que hemos disfrutado en la mañana, han estado explicando a los transeúntes que se acercaban la importancia que su firma tiene, porque gracias a ella podremos decir en el  futuro que en la Comunidad de Madrid la vivienda digna garantizada es un derecho efectivo, y no papel mojado.  Y como nadie debe quedar fuera de una sociedad y de su historia, también invitaban a firmar en las hojas de adhesiones a cuantos querían hacerlo, aunque esas firmas no sean las que oficialmente respalden esta Ley Popular: es lo que llamamos Amor PAH, integrador y de acogida. Es lo que convierte el derecho a techo en el DERECHO A UN HOGAR.

En definitiva, una intensa jornada para todas las Asambleas de la PAH de nuestra Comunidad Autónoma, para la Coordinadora Regional de Vivienda, para ALA, para la FRAVM, y el pistoletazo de salida de esta maravillosa aventura que va a convertir el DERECHO A UNA VIVIENDA DIGNA EN UNA REALIDAD. Hoy, en dos horas, hemos recogido muy cerca del millar de firmas entre adhesiones y firmas oficiales, un claro síntoma que confirma lo que ya sabemos: las madrileñas y los madrileños van a apoyar de manera absolutamente mayoritaria nuestra Iniciativa Legislativa Popular, porque la gente de a pie sabe bien lo que está ocurriendo en nuestros barrios y pueblos: el drama de los desahucios está lejos de desaparecer, y son muchas las familias abandonadas a su suerte por un sistema excluyente. Porque LA VIVIENDA NO ES DELITO, sino un derecho, vamos a conseguir muchas más de las 50.000 firmas, y vamos a lograr que la Asamblea de la Comunidad de Madrid la apruebe. ¡SÍ SE PUEDE!